Martí

En Buey Arriba II atención a niños con discapacidad y homenaje a Martí

Entre los niños y los animales existe una relación natural la cual los hace ser buenos compañeros, que se ayudan mutuamente. Para cada uno de los niños que poseen discapacidades el tener una relación con los animales los ayuda a sentirse valiosos. Es idónea ya que suelen poseer dificultades para lograr hacer amistades con otros niños. Con las terapias de animales, se crea la oportunidad de un vínculo con otro ser viviente que permite al niño un mayor y mejor desarrollo. Este fue el tema de la actividad social desarrollada esta semana en el Joven Club Buey Arriba II, cuyos protagonistas fueros niños de la enseñanza especial.

En este Joven club, en coordinación con la Escuela de Enseñanza Especial del territorio, se mantiene un trabajo permanente con niños discapacitados, demostrando la importancia de  interactuar con las tecnologías de la informática y las comunicaciones para hacer sus vidas más útiles y plenas.

Esta vez disfrutaron el encuentro con la alegría de conocer algo nuevo, que fue de considerable interés para ellos, considerándolo un tema que desconocían. Culminada la actividad, que tuvo lugar en la jornada de conmemoración del 167 aniversario del natalicio del Héroe Nacional José Martí,  se dio lectura este admirable poema del Apóstol.

Rosario 

En ti pensaba yo, y en tus cabellos
que el mundo de la sombra envidiaría,
y puse un punto de mi vida en ellos
y quise yo soñar que tú eras mía.

Ando yo por la tierra con los ojos
alzados ¡oh, mi afán! a tanta altura
que en ira altiva o míseros sonrojos
encendiólos la humana criatura.

Vivir: Saber morir; así me aqueja
este infausto buscar, este bien fiero,
y todo el Ser en mi alma se refleja,
y buscando sin fe, de fe me muero.

 

Comparte en las redes sociales

Datos de la Autora

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *