Historia Cauto Cristo.

El municipio tiene una extensión territorial de 574.5 Km2, limita al norte con el municipio de Cacocun, al este con el municipio Urbano Noris, ambos de la actual provincia de Holguín,  al sur con los municipios de Bayamo y Jiguaní y al oeste  con el municipio de Río Cauto, todos de la provincia Granma.

La fundación de Cauto del Santo Cristo fue por Diego Ávila del Monte fue un alcalde holguinero que escribió en 1872 las memorias del Hato de Holguín donde hace referencia a cómo un indio evangelizado trae a los parajes del Cauto un Cristo crucificado, llamado el Cristo de la misericordia, situándolo en un altar de adobe (fango) junto al camino real de Cuba en 1650, cerca del paso real del Cauto, llamado paso “La Mula”. El indio procedía del poblado los Caneyes Arriba de Bayamo, quien era dueño de estas tierras. Se conoce de la existencia de una comunidad o grupo aborigen en estos parajes. Se supone que este indio mantuviera bajo su protección a los pobladores aborígenes del territorio. Más adelante llegaron los conquistadores y encontrando al cristo, bautizaron el lugar como el Cristo.

En 1750 construyen la ermita (iglesia pequeña) del Santo Cristo, en estos mismos parajes se desarrolla una vecindad que se bautizó como Cauto del Santo Cristo, tomando el nombre del río y de aquel Cristo que desde su humilde ermita contemplaba sus aguas. Los primeros vecinos llegaron de la villa de Bayamo en el siglo XVI cuando ordenó el cabildo ocupar las tierras del norte de Bayamo tomadas de costa a costa. Pretendieron estos habitantes establecer junto a las márgenes del Cauto del Santo Cristo estancias, corrales y hatos, convirtiendo a Cauto del Santo Cristo en hacienda, para las inclemencias de la naturaleza, las grandes crecientes del río, el ataque de epidemias como el cólera hicieron que muchos de estos pobladores se trasladaran a las tierras de Purnio. La ermita continúa en pie formando parte íntegra del Cristo. Hasta este lugar llegaban habitantes de todos los lugares a realizar y recibir los servicios de fé católica. El asentamiento poblacional primario se encontraba dentro de la jurisdicción holguinera, conociéndose a estos extensos territorios como Sabanillas del Cauto.

Muchos pobladores descendientes de las familias fundadoras, dan fé de las ruinas que existían de la ermita ubicada en la intercepción del camino real de Cuba y el camino a lo largo de la ribera derecha del Cauto. Allí se conservó hasta 1963 la pila bautismal, hasta que fue arrastrada por las inundaciones del ciclón Flora.
En el año 1942 tuvo Cauto Cristo la primera mujer alcaldesa, a pesar de la discriminación a que eran sometidas, la misma se llamó Honoria Ramírez Ramírez. 

El territorio de Cauto Cristo tuvo su participación en la guerra de independencia de 1868, lo que estuvo dado a su posición y con decisiones geográficas, es decir, por encontrarse situado en una zona céntrica y algo distante respecto a las ciudades o pueblos más importante que lo rodeaban, como Bayamo, Jiguani, Holguin y Victoria de las Tunas, por presentar una espesa y abundante boscosidad.

Durante la guerra de independencia de 1895 fueron establecidos en el territorio de Cauto Cristo tres campamentos o prefecturas, el de Cauto La Yaya el cual rigió como comandancia general del Ejército Oriental, el de La Tranquera y el de Mala Noche, los cuales se ampliaron, para dar descanso y avituallar a las tropas, el 24 de mayo de 1895, Máximo Gómez, moviéndose desde Sabanilla llega al campamento de Cauto La Yaya, donde durmió y obtuvo noticias del movimiento del enemigo por Holguín.

En la etapa de Liberación el movimiento 26 de julio en el territorio fue organizado por el Ex Capitán del Ejercito Rebelde Carlos Borjas el día 18 de junio de 1956 aproximadamente sobre las 7.00 PM, el mismo llega a casa de Evelio Zaldívar en el cuartón Algodones, allí se encuentra con su viejo amigo Enrique Fernández Fernández, al cual se le explica la misión que le habían encomendado de crear en la zona células del movimiento 26 de julio y le propone su ingreso al mismo.
Cauto Cristo queda liberado desde el mismo triunfo de la revolución, el 1ro de enero de 1959, el ejército se retiró dejando la plaza vacía, asumiendo el mando militar Carlos Borjes y Alfredo Abdón, quienes traspasaron el mando civil a Armando Avila.

La economía del municipio tiene su base en la producción agropecuaria,la ganadería sustentada en las grandes llanuras aledañas al río y desarrollada desde la época colonial, continuó como principal actividad económica, y a ella se vincularon algunos talleres semiartesanales. En este sector de la economía juegan un papel determinante la Empresa de Cultivos Varios Mártires de Artemisa en La Seis, donde se producen gran parte de las viandas, hortalizas, y granos que se consumen en el municipio y en la provincia.