Homenaje por el 86 aniversario de la muerte de Rubén Martínez Villena en el Joven Club Manzanillo IV

El 16 de enero de 1934 falleció en La Habana, víctima de tuberculosis pulmonar, el poeta, intelectual y revolucionario cubano Rubén Martínez Villena, dejando a su paso por la vida una huella indeleble de amor a la patria.

Trabajadores del Joven Club Manzanillo IV realizaron un conversatorioy matutino en homenaje al 86 aniversario de la muerte de Rubén Martínez Villena con pioneros del S/I Orestes Gutiérrez Escalona, dentro de los cuales se encontraron presentes niños del grupo talento de la instalación antes mencionada.

Tuvo una corta pero intensa vida aquel joven nacido en Alquizar, el 20 de diciembre de 1899, y que perteneció a esa estirpe de patriotas que con su accionar revolucionario dieron continuidad, de palabra y acción, a las luchas independentistas de nuestro pueblo.

Villena supo ganarse la admiración y el respeto de quienes lo conocieron. Así lo calificó el crítico Max Henríquez Ureña: “fue el poeta que con mayor hondura y maestría técnica hizo vibrar la nota de la ironía sentimental”.

Villena intercedió ante el tirano Gerardo Machado para que liberara bajo fianza a Julio Antonio Mella, que se encontraba encarcelado y en huelga de hambre. Ante la negativa del tirano, Villena le endilgó el calificativo que arrastró hasta el final de su existencia: “asno con garras”.

De su pensamiento revolucionario dan fe estas frases que pronunció:“El pueblo conociendo su historia sabrá conservarla con el decoro que merece.”,“mis deberes como cubano están por sobre todo. Creo que el hombre se debe primordialmente a la patria y a la madre.”

He aquí su concepto sobre el patriotismo: “patriotismo es amor a las bellezas naturales del país de nacimiento, interés por sus habitantes y costumbres, veneración por sus grandes hombres, gusto por su música, recuerdo amable de la niñez, afectos de familia. Y así lo comprendemos y hasta lo sentimos.”

Fue Villena el autor de estos encendidos versos patrióticos, como los calificara el líder de la Revolución cubana Fidel Castro en un memorable discurso:” Hace falta una carga para matar bribones,/ para acabar la obra de las revoluciones;/ para vengar los muertos, que padecen ultraje,/para limpiar la costra tenaz del coloniaje;/para poder un día, con prestigio y razón,/extirpar el Apéndice de la Constitución;/para no hacer inútil, en humillante suerte,/el esfuerzo y el hambre y la herida y la muerte;/para que la República se mantenga de sí,/para cumplir el sueño de mármol de Martí;/para guardar la tierra, gloriosa de despojos,/para salvar el templo del Amor y la Fe,/para que nuestros hijos no mendiguen de hinojos/la patria que los padres nos ganaron de pie”.

Durante la conmemoración se resaltaron los valores e ideales del líder de la Protesta de los Trece; fueron recordados los combativos versos del “Mensaje lírico civil” y su augurio poético en la “Canción del sainete póstumo”.

Rubén Martínez Villena, un cubano universal, recibe este 16 de enero el homenaje de recordación de su pueblo, al cumplirse el aniversario 86 de su desaparición física.

 

 

 

Comparte en las redes sociales

Datos del Autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *