¿Para quiénes lo hacemos?

En un principio el público objetivo del Programa eran niños y jóvenes, ya que eran éstos los más motivados por la computación, pero con el auge que fueron tomando las nuevas tecnologías en muy poco tiempo este público se amplió y en la actualidad lo mismo estudiantes, trabajadores, amas de casa, personas de la tercera edad o con algún tipo de discapacidad, desvinculados, reclusos, extranjeros que estudian en Cuba, todos sin excepción de credo, posición social, ocupación o raza demandan nuestros servicios y pueden acceder a las instalaciones y disfrutar de los beneficios que ofrece el Programa.
Una premisa ha caracterizado el accionar de los Joven Club y es la de adaptar los servicios al público y sus necesidades y con ello estar más cerca de nuestros usuarios.
La atención a sectores específicos dentro de la sociedad cubana ha constituido una peculiaridad del trabajo.

También atendemos a:
Niños: El desarrollo de habilidades informáticas desde edades tempranas, así como contribuir al complemento de los contenidos relacionados que estos reciben en el sistema de enseñanza cubana constituyen una prioridad de trabajo con este sector. Así se van descubriendo en ellos intereses de formación vocacional relacionados con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) que favorecemos y desarrollamos con programas especialmente diseñados para ello a través de los Círculos de Interés.
Personas con discapacidad: Con el fin de impulsar la incorporación plena a la sociedad o de desarrollar habilidades en el proceso de enseñanza-aprendizaje se atiende de forma diferenciada a las personas que presenten algún tipo de discapacidad física o intelectual con programas de superación y adiestramiento adaptados a sus necesidades.
Adultos Mayores: Con programas de superación adaptados a sus capacidades y disponibilidades. Con el objetivo de propiciar un espacio de reunión, intercambio, asociación y aporte se han desarrollado los Geroclub, proyecto que agrupa a adultos mayores de  más de 50 años en torno a Joven Club y en el cual desarrollan múltiples actividades que contribuyen al crecimiento de su salud espiritual y al desarrollo de una longevidad satisfactoria.

El alcance, el accionar de nuestras instalaciones y el rol que desempeñan en la vida comunitaria  hacen de los Joven Club un programa indispensable en el desarrollo sociocultural de nuestra sociedad, es para ella: la computadora de la familia cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *