Condenadme no Importa, «La Historia me Absolverá»

Condenadme no Importa, «La Historia me Absolverá»

Un alegato de autodefensa ante el juicio en su contra, iniciado el 16 de octubre de 1953 por los asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, en Santiago de Cuba y Bayamo respectivamente, asumiendo su propia defensa y aunque no se realizara ningún registro de las palabras de Fidel, este reconstruyó su discurso más tarde para su publicación como el manifiesto del Movimiento 26 de Julio.

Aunque la justicia no siempre se aplico por métodos ortodoxos, se defendía basándose en denunciar los atropellos, no en las acusaciones. Este magnífico alegato de denuncia y combate constituye uno de los hitos fundamentales de la Historia en Cuba del pasado siglo, constituyéndose en el programa de la Revolución, perfilando lo que debía ser la justicia en el país que se anhelaba.

Joven Club recuerda el 67 aniversario de este glorioso hecho, en la cual los trabajadores demuestran su esmero para mejorar los servicios, y tras recordar este hecho los usuarios debaten tan importante acontecimiento que sin duda alguna, La «Historia me Absolverá» es fruto legítimo de la conjugación de varios factores que rara vez se dan en torno a un proceso o episodio: talento, pensamiento político riguroso y de largo alcance, audacia, perseverancia y valor a toda prueba.

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *