«En el reino de los ceros y los unos… su reino»

«En el reino de los ceros y los unos… su reino»

 

Faz redondeada, estatura más bien baja, larga caballera y sonrisa fácil, con ese ser se pasea por las calles de Manzanillo, su gracia es Ariadna Alcalá Hernández; pero familiares, allegados y compañeros de trabajo la llaman con cariño Nana, y a ese apelativo  responde ella, como antaño respondían cariñosas las mujeres al llanto de los niños.

Llegó al mundo de los Joven Club en 1998 como adiestrada después de haber alcanzado el nivel de técnico medio; pero, el papel le quedaba chico y muy pronto inició la Licenciatura en Informática, carrera que selló con título de oro y le dio la oportunidad de convertirse en trabajadora del Joven Club principal de Manzanillo allá por el lejano año  2004.

Son la pasión, la constancia y el estudio, las claves de su triunfo y convencida del decir de Platón de que el que aprende y aprende y no practica lo que sabe, es como el que ara y ara y no siembra, se entrega de lleno al servicio de sus semejantes, la ciudad y su ciencia; por ello, ha sido posible verla participar en disímiles eventos, tantos nacionales como internacionales y obtener no pocos reconocimientos en los «Infoclub», el Fórum de Ciencia y Técnica, los encuentros de las Brigadas Técnico Juveniles, los Congresos de Informática (2016 y 2020) y el Festival Nacional de Clase Creadora. En los espacios ante dichos ha presentado las multimedias en formato web, «Crímenes  contra la humanidad” y “Vida y obra de Jesús Menéndez”; también el sitio web «Pensando en Ti Geroclub». La contribución directa para beneficiar la producción se verifica con la creación de una base de datos (BD) para el reporte de salario de la fábrica de conserva de vegetales; mientras, el diseño de estrategias metodológicas para mejorar el proceso enseñanza-aprendizaje en los Joven Club y la elaboración de Planes de Seguridad Informática a varias entidades, eleva el prestigio y coloca en lugar significativo el papel del Joven Club en la localidad manzanillera.

Ariadna es consciente de que saber y saber enseñar es doble valer; por tanto, como parte de una intensa labor social imparte charlas educativas y conferencias en universidades, centros educacionales, organizaciones e instituciones sobre el uso correcto de las redes sociales y la telefonía móvil, contribuyendo así a la informatización de la sociedad. Como maestro -que es lo mismo que hacerse creador-, sostiene un intenso maridaje con el aula impartiendo cursos de Administración de Redes, Bases de Datos y  Seguridad Informática y -un timbre de orgullo para ella-, resulta el tiempo (más de una década), dedicado al trabajo con el Adulto Mayor (Geroclub), no solo por los resultados obtenidos; sino, porque está consciente que envejecemos cuando renunciamos al entusiasmo; por tanto, hace todo cuanto está a su alcance para mantener viva en la tercera edad la chispa de la vida.

Los reconocimientos, los certificados, los premios y responsabilidades sociales la enorgullecen legítimamente porque son resultado del esfuerzo creador: Mejor trabajadora durante 10 años consecutivos; miembro del Comité Municipal de la CTC en Manzanillo; delegada a la 1ra. Conferencia Nacional del sindicato de las comunicaciones, la conferencia provincial de la CTC y ahora a la 2da. Conferencia Nacional de las Comunicaciones; miembro del Grupo de Informatización del gobierno en Manzanillo y líder del proyecto de desarrollo local en las TICs perteneciente a la agricultura; sin embargo, avariciosa del tiempo, siente que este no le alcanza para hacer todo le que quiere y puede lograr, por ello, se afana en el día a día, se siente motivada y agradece a los Joven Club -ese telescopio del cual hablaba Fidel-, por la oportunidad de aprender, superarse y trabajar en función de los que le rodean porque asume con coherencia el hecho de que vivir para otros es la regla de la naturaleza.

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *