Actividades para recordar efemérides del Día en el Joven Club Manzanillo

Actividades para recordar efemérides del Día en el Joven Club Manzanillo

Trabajadora del grupo Municipal junto a los usuarios que visitan la instalación Manzanillo IV, recuerdan las efemérides del día, y luego se realiza un torneo de Wow para celebrar la  Victoria de la Batalla de Guisa y el Levantamiento armado en Santiago de Cuba.

La batalla de Guisa fue un hecho relevante de la historia de Cuba. Una de las mayores victorias del Ejército Rebelde en la Guerra de liberación (1956-1958) sostenida contra la dictadura de Fulgencio Batista en Cuba.

El día 20 de noviembre de 1958, daba inicio la batalla de Guisa, en la que formaron parte cerca de 200 rebeldes, dirigidos personalmente por Fidel Castro. Es un hecho relevante, debido a que resultó una de las mayores victorias del Ejército Rebelde en el camino hacia la victoria de enero de 1959.

Este combate, que duró 10 días, permitió a las fuerzas revolucionarias aprovechar los armamentos allí concentrados para continuar la ofensiva en diferentes localidades como Jiguaní, Contramaestre, Palma Soriano y El Cobre, mientras desde el Segundo Frente Oriental, dirigido por el comandante Raúl Castro, eran tomados importantes pueblos como Alto Songo, La Maya, El Cristo, Dos Caminos y San Luis.

En Guisa cayó Braulio Coroneaux, capitán del Ejército Rebelde, defendiendo la estratégica Loma del Martillo, que hoy ostenta su nombre.

Durante los días en que Fidel y su tropa se trasladaron de la Comandancia de La Plata hasta Guisa y durante el desarrollo de la batalla, se manifestaron sus dotes de estratega, su visión política y su valor personal, que condujeron a los rebeldes a la victoria.

El triunfo de la batalla en Guisa fue un golpe irreparable para las tropas del tirano. A partir de ella, oficiales y soldados quedaron plenamente convencidos de su futura derrota.

Además se recuerda el aniversario 64 del asalto de libertad que protagonizaran un grupo de jóvenes liderados por Frank País García para apoyar el desembarco del yate Granma, que desembarcó días más tarde por múltiples razones. Ese día Santiago vistió el color de la esperanza y jóvenes de elevada estatura representaron a los cubanos y sus ansias de libertad e independencia.

 

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *