Caída en combate de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, el 19 de Mayo de 1895 en los potreros de Dos Ríos, jurisdicción de Jiguaní.

Caída en combate de José Martí, Héroe Nacional de Cuba, el 19 de Mayo de 1895 en los potreros de Dos Ríos, jurisdicción de Jiguaní.
Tiempo de lectura: 3 minutos

Sustentado en un análisis de distintas fuentes y llevada a la comprobación mediante trabajos arqueológicos del equipo de especialistas jiguaniceros dejaron definidos y señalizados los sitios donde permaneciera los últimos 10 días de su vida, el Apóstol de la Independencia de Cuba, José Julián Martí Pérez, precisamente en tierras de Jiguaní. En total fueron oficializados 5 campamentos y 3 lugares de interés históricos en el trayecto de Travesía – Dos Ríos.
En la madrugada del 19 sale Martí para la Vuelta Grande (Campamento N. 27), a reunirse con Bartolomé Masó Márquez, quien en la noche del 18 ya había acordado esperarlo en ese lugar. En nota personal Martí informa a Gómez sobre dicho encuentro, este último se incorporaría más tarde. En el transcurso de la mañana se realiza la reunión entre los tres próceres, allí se impuso un ambiente de alegría, hubo discursos. Gómez plasma en su Diario de Campaña: “Martí habló con verdadero ardor y espíritu guerrero.”

Habían transcurrido apenas dos horas de estos hechos, cuando llegan noticias de la presencia de españoles en la zona de Dos Ríos. Ante tal situación, el Generalísimo ordena a Masó que le siga con sus hombres, Martí marcha junto a ellos. El río Contramaestre no era vadeable, sólo logran pasar unos cien hombres que se enfrentan con la avanzada española. Gómez organiza las fuerzas, por la ladera izquierda del Contramaestre va Paquito Borrero, por el camino de La Venta conduce Gómez su pelotón. El Generalísimo insiste a Martí que se quede atrás, pero él desobedece e invita a Ángel de la Guardia Bello: “Joven vamos a la carga”, le dice.

Ante el fuego enemigo que ha tomado posición, Borrero y Gómez se percatan de la superioridad numérica de los españoles (más de 600 hombres), ambos ordenan aminorar la marcha. El maestro y La Guardia han hecho un movimiento por el bohío de Pacheco, fuera de las voces de mando. Se encaminan directamente hacia una sección española oculta por la maleza, le hacen fuego, cae herido el caballo de Ángel de La Guardia, y es impactado Martí por tres disparos. Su impetuoso caballo lo conduce hasta la línea de infantería. El enemigo imposibilita su rescate.

Cayó en combate, en Dos Ríos, el Héroe Nacional de Cuba. Su legado seguido por los jóvenes de la vanguardia revolucionaria, durante la República, fue retomado por la generación del Centenario en 1953, y sigue enarbolado en su grandeza por las nuevas generaciones de cubanos, deudoras inextinguible de su ideario.

Un monumento de Piedra a José Martí:
En esta jurisdicción que tuvo la gloria de recibir el último suspiro de nuestro Héroe Nacional, fue a su vez escenario de la ejecución del primer monumento a Martí en su suelo patrio.

Una vez desarrollada una de las más grandes proezas de la gesta del 1895.
«La invasión a Occidente», de regreso a oriente, al encontrarse con el mayor general Calixto García y estando ultimando detalles sobre sus planes militares en una zona cercana a Dos Ríos, sitio donde pereciera un año antes Martí, Máximo Gómez es motivado a rendir homenaje al líder de la Revolución Cubana
Sobre este monumento histórico donde el ejército libertador erigió el primer monumento de piedra a Martí, narra Fermín Valdés Domínguez en su diario de campaña (fue amigo íntimo de Martí).

…Había convocado el general en jefe Máximo Gómez a una gran parte de sus fuerzas del primer cuerpo de nuestro ejército y a algunas del segundo salimos cerca de las cuatro de la tarde y nos dirigimos al lugar marcado con la sangre del que el 19 de mayo de 1895 nos dejó para siempre y para siempre escribió su nombre amado en el santo de la inmortalidad.

Al frente marchaban los generales Gómez y Calixto García, Rogelio Castillo, Bonne, Enrique Collazo… y más de trescientos hombres de nuestra aguerrida y valerosa caballería oriental”.

“Al pasar el río Contramaestre, nuestro querido general Gómez echó pie a tierra y cogió una piedra de su margen, todos los imitaron y conmovidos cargaron las suyas. Halló una cruz de madera y en la tierra una excavación donde se colocaría un madero que serviría de señal para el monumento que con las piedras que habíamos traído debían patentizar el recuerdo y el amor al soldado mártir, de los compañeros y discípulos , Las piedras que se habían depositado al ir desfilando cerca del lugar designado de antemano por el General Gómez, las acercamos y algunos números las colocaron formando en cuadrilongo de oriente a occidente, quedando al frente en donde se aseguró la cruz de madera de cara al sol» como en aquel momento recordó oportunamente el General Gómez que Martí quería morir.

Para él escribió. Un héroe José Martí 19 de Mayo 1895.

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.