Combate de Alegría de Pio y día del constructor

En horas de la mañana de hoy 5 de diciembre de 2020, se realiza en el Joven Club Mzllo II del Reparto Camilo Cienfuegos en la cuidad del golfo del Guacanayabo, una charla educativa, con niños y adolescentes que asisten al centro, con el objetivo de recapitular hechos acontecidos en igual fecha de años diferentes

Se rememoran los hechos que acontecieron en Alegría de Pio  en 1956 tres días después del desembarco, los expedicionarios del Granma, encabezados por Fidel Castro Ruz, tuvieron su bautizo de fuego en el lugar conocido como Alegría de Pío, una colonia cañera de la entonces compañía New Niquero, en la otrora provincia de Oriente.

Los revolucionarios, después de un azaroso desembarco, estaban agotados y caminaban con el objetivo de internarse en la Sierra. Hasta ese momento, las tropas del ejército batistiano no los habían localizado pese a la numerosa cantidad de hombres y medios, incluyendo la aviación que reconocía y bombardeaba la zona de operaciones.

Los bisoños combatientes no habían valorado la importancia de los vuelos de aviones y avionetas del Ejército que empezaban a rondar en las cercanías. Algunos grupos de los revolucionarios tranquilamente cortaban y comían cañas sin importarles ser vistos por los pilotos del régimen que andaban en su busca desde el mismo momento del desembarco. Localizados con exactitud, las fuerzas del régimen iniciaron con gran rapidez un cerco a su alrededor y, cuando más tranquilamente se encontraban los expedicionarios, fueron objeto de un fuerte ataque por parte de las tropas enemigas, creándose una fuerte confusión y una total dispersión de las fuerzas del naciente Ejército Rebelde.

El fuego intenso del Ejército fue combinado con frecuentes llamadas para que los sitiados se rindieran, y en aquellos instantes se oyó la voz del capitán Juan Almeida Bosque

“Aquí no se rinde nadie”

Fidel Castro trató de reagrupar a los expedicionarios en un cañaveral cercano, al que sólo había que llegar cruzando una guardarraya, pero no pudo lograrlo y cada cual se retiró como pudo, solo o formando pequeños grupos.

También este día fue propuesto por el Comandante en Jefe Fidel Castro en el año 1972 el Día del Constructor en ocasión del III Congreso de los Constructores y en homenaje al compañero Armando Mestre Martínez, asaltante del Moncada, expedicionario del Granma y mártir del sector.

Un sector es reconocido en Cuba, es el de la Construcción, esos hombres y mujeres que cambian la fisonomía aun en tiempos duros, desbrozan caminos, levantan edificios, construyen industrias y edifican el mañana.

¡Felicidades a todos los constructores en su día!

 

 

 

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *