Conversatorio con un Combatiente de Cangamba

El pasado 26 de Julio, y en saludo a la gesta, se realizo en el Joven Club  Yara III un conversatorio con el combtiente internacionalista Enrique Cruz Prohenza, uno de los tres veguiteros que estubieron en el histórico combate de Cangamba, en la República de Angola. donde nos comenta A finales de agosto de 1982 fue enviado a Cangamba con un grupo de 92 combatientes pertenecientes a la brigada 32 de la FLAPA como asesor militar, en ese período el enemigo comienza a hostigar a las tropas, a partir del 2 de agosto de 1983 comenzó el combate entre la FLAPA y la Unita donde esta logra cercarlos.

Al frente de las tropas de la FLAPA se encontraba el Coronel Fidencio Gonzáles Peraza, el combate duró aproximadamente 10 días, siendo días difíciles para las tropas, ya que el enemigo era superior en armas y hombres, y tenían mejores posiciones, solo el segundo día pudo entrar refuerzos; una compañía de infantería porque después no pudo entrar nada más, quedándose sin comida y sin agua.

En una ocasión se les lanzó una carga con alimentos y municiones y cayó en manos del enemigo, sin que pudieran rescatarla, el combate se desarrolló en algunas ocasiones a menos de 50 metros, así resistieron hasta que llegó el refuerzo de sus tropas con armamento y municiones, la victoria fue posible debido al valor, la firmaza y valentía de los que allí estuvieron, además del apoyo de la aviación de combate. Luego del combate de Cangamba fueron trasladados a Luena y posteriormente a Luanda donde estuvieron aproximadamente varios días reponiéndose del desgaste físico sufrido durante el combate.

Mensaje inolvidable

Un atardecer, en medio de la breve calma acomodándose como pudo en la trinchera, donde las bombas tronaban, supo que les había llegado un mensaje de Fidel, pidiéndoles que resistieran y prometiéndoles que serían rescatados. Aquello los conmovió a todos que a pesar del hambre, el cansancio y la sed, les dio confianza y fuerza, para resistir y finalmente vencer.

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *