Conversatorio en el Joven Club Campechuela I en homenaje a Carlos Manuel de Céspedes.

Conversatorio en el Joven Club Campechuela I en homenaje a Carlos Manuel de Céspedes.

En el Joven Club Campechuela I se realizó este 27 de febrero un conversatorio por la caída en combate del Mayor General del Ejército Libertador, Carlos Manuel de Céspedes.

Entre los temas de debates se encontraron las grandes hazañas realizadas por Céspedes, el cual iniciara las guerras por la independencia en Cuba contra el régimen colonial de España, proclamando el 10 de octubre de 1868 su determinación de independencia o muerte y la libertad de sus esclavos.

La noche del 11 al 12 de octubre de 1868, cuando reanudó su marcha hacia la Sierra con un puñado de hombres, uno de ellos apuntó qué pronto había terminado la empresa iniciada en La Demajagua. Y según el testimonio de otro de los acompañantes, Céspedes se irguió sobre los estribos y replicó:

¡Aún quedamos doce hombres; bastan para hacer la independencia de Cuba!

Un hecho que demostró el amor del presidente por la causa independentista ocurrió en mayo de 1870, cuando el capitán general de la Isla, Caballero de Rodas, le envió un mensaje comunicándole que su hijo menor, Oscar, había sido capturado y condenado a muerte, por lo que lo extorsionó afirmando que si no se entregaba, asesinarían a su hijo.

La respuesta de Céspedes fue tajante: «Oscar no es mi único hijo: yo soy el padre de todos los cubanos que han muerto por la Revolución». Por tal actitud los cubanos lo proclamaron Padre de la Patria.

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *