Nuestro granito de arena.

Nuestro granito de arena.
Tiempo de lectura: 2 minutos

Cuando pensamos en todo lo que hemos logrado, sin dudas nos  invade un sentimiento de satisfacción y orgullo, a lo largo de estos 27 años de experiencia en el  movimiento de Joven Club de Computación, muchos  han  sido los  retos vencidos  y victorias alcanzadas, muchas veces sin poseer todas las condiciones necesarias, sin embargo se ha impuesto la entrega y los  deseos de hacer.

El capital humano con que contamos se ha puesto a prueba en disímiles ocasiones y en su inmensa mayoría, ha demostrado preparación, compromiso con la tarea encomendada y sagacidad para resolver las  situaciones de las que hemos  sido partícipes. Cuando llegó el momento de informatizar a la sociedad cubana por el desarrollo e implementación de las tecnologías de la información, fuimos  los  primeros en dar el paso al frente y echarnos  al hombro esa titánica misión, y si hoy vemos en gran medidas en nuestras  empresas a personal calificado emprendiendo tareas  relacionadas con la gestión de información mediante  la explotación de medios de cómputos con eficiencia, sabemos que ahí depositamos también “Nuestro granito de arena”.

En la actualidad se divisa un panorama diferente al de aquellas jornadas,  el país está inmerso en la transformación del modelo económico cubano, y con ello se  han implementado una  serie de acciones en todos los  sectores de la economía.  Joven Club no está exento de ello  y formamos  parte de todas  estas transformaciones, baten nuevos  aires dentro de  nuestra institución, pero si sabemos que como en otras  ocasiones  saldremos victoriosos. Es momento  oportuno entonces: para aportar “nuestro granito de arena” y asumir con responsabilidad y entrega  las  nuevas tareas,    revisemos lo que nos falta y desde  esa  perspectiva propongámonos una  nueva estrategia para  la  etapa crucial que se nos  avecina. Revisemos el equipamiento, embellezcamos nuestros centros y busquemos  alternativas a  los  problemas  solubles que conocemos en cada área de nuestro trabajo diario, y así, se hará  realidad una vez más en nuestro movimiento la frase que identifica a la figura que  con su  ejemplo nos  dejó la doctrina para vencer todos los obstáculos, “Hasta la Victoria Siempre.”

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.