Pioneros recuerdan la muerte de Paquito Rosales Benítez

Pioneros recuerdan la muerte de Paquito Rosales Benítez
Tiempo de lectura: 3 minutos

Instructores y usuarios del Joven Club Manzanillo IV realizaron este jueves unavisita al parque Paquito Rosales para participar en la ofrenda floral por el aniversario de su muerte.

Con la participación de los trabajadores, usuarios y pioneros de la escuela que lleva el nombre del mártir, realizaron un acto político recordando su labor revolucionaria, se alzaron consignas y se habló de la importancia de su actuar en la Revolución.

Un viaje a través de su labor

A partir de 1929 comienza su militancia comunista, participando activamente en numerosas huelgas y manifestaciones de los trabajadores manzanilleros y por sus cualidades personales de abnegación, firmeza de carácter, honradez y disciplina, unidas a una rica y limpia austeridad llegó a ser un notable dirigente del proletariado y la Revolución.

En las elecciones de 1940, el Partido presenta la candidatura de Paquito Rosales para la alcaldía de Manzanillo, y por primera vez en nuestro país era elegido un alcalde comunista, siendo su administración municipal un ejemplo de honradez, de constructividad y eficacia dentro del limitado marco que le permitían el régimen y la situación imperante en ese momento.

Con la ayuda activa de las masas movilizadas junto a su alcalde, se realizaron múltiples obras en beneficio de las clases populares, como la extensión del servicio público de agua, el montaje de un laboratorio clínico y la construcción de numerosos caminos en los barrios rurales, entre otras.

Dos años después de haber cesado como alcalde, los trabajadores de Manzanillo y de Oriente eligen a Paquito Rosales como Representante a la Cámara y desde ese cuerpo legislativo, continuó la batalla por la causa de la liberación de la Patria y la emancipación de la clase obrera.

Desde que asume el cargo de Alcalde, Paquito se destaca por su programa de gobierno a favor de la clase humilde, a pesar de las notables limitaciones financieras del Ayuntamiento en esa época y de no contar con una mayoría de Concejales comunistas.

La historia recoge cómo Paquito se enfrentó a los hombres de negocios norteamericanos, al no prorrogar el arrendamiento del acueducto local a una compañía yanqui que cobraba precios abusivos al pueblo, así como también su esforzada lucha contra los conocidos “botelleros”, políticos que cobraban salarios de plazas que no ocupaban.

Entre los numerosos beneficios que le aportó a la población resaltan el mejoramiento de los servicios médicos para aquellos que no podían pagarlo; extensión del servicio eléctrico, la rebaja de 1.85 pesos a 50 centavos el pago por el servicio de acueducto y para los más pobres dispuso el suministro de agua gratuito en los barrios; creó escuelas de corte y costura para las manzanilleras y acometió un amplio plan de reparación de calles y caminos con el entusiasta apoyo de las masas populares, que lo reconocían como un verdadero líder revolucionario.

Después del ataque al Cuartel Moncada Paquito reacciona y comienza sus actividades y contactos con los miembros del 26 de Julio. Fue trasladado primero a Santiago de Cuba y después a Guantánamo, donde fuera asesinado el 13 de febrero en el cuartel de Río Frío.

Con los golpes y las crueles torturas pretendieron arrancarle una denuncia, obligarle a entregar a sus compañeros del Partido, en suma, quebrarle no sólo en lo físico sino también en lo moral. Pero todo fue inútil. Aquel hombre de carácter afable, de sonrisa de niño, se comportó como un gigante frente a sus torturadores.

El 7 de febrero de 1958 Paquito Rosales fue detenido en Guantánamo por fuerzas represivas de la dictadura y seis días después, el 13, fue asesinado en el Cuartel de la Guardia Rural de Río Frío, pero sus restos no aparecieron hasta después del triunfo de la Revolución, en enero de 1959. Así pagó con su vida este ejemplar comunista su amor al pueblo y su honestidad sin límites.

 

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.