Recuerdan en Joven Club Cauto Cristo el inicio de la lucha independentista

Recuerdan en Joven Club Cauto Cristo el inicio de la lucha independentista

Era 10 de octubre de 1868 y, al calor de una convocatoria insurgente, un estandarte propio en mano firme y un ideal inquebrantable, Cuba despertaba del letargo pasivo frente a siglos de dominación española, para salir a conquistar, de la mano de sus hijos y por el único camino posible –el de las armas–, el derecho genuino de una nación a su libertad.

En los Joven Club de Cauto Cristo niños y jóvenes acompañados por los trabajadores recordaron tan importante acontecimiento, enriqueciendo los conocimientos sobre la vida y obra de Carlos Manuel de Céspedes y la trascendencia del hecho independentista.

Era necesario el 10 de octubre de 1868, como lo fue el 24 de febrero de de 1895 y el primero de enero de 1959. La visión de la Revolución como una sola, como un devenir secular, nos da firmeza desde el sentido culto de que ella, la Revolución, no es un revolico ni una algarabía, ni un estentóreo movimiento, sino algo más profundo y serio.

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *