Se preparan Joven Club de Campechuela para celebrar el día de la mujer

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora o Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Se celebra el día 8 de marzo.

La primera convocatoria tuvo lugar en 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza extendiéndose su conmemoración, desde entonces, a numerosos países. En 1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional. Es fiesta nacional en algunos países.

Durante la Segunda Conferencia de Mujeres Socialistas que tuvo lugar en Copenhague, Dinamarca, en agosto de 1910, la comunista alemana Clara Zetkin propuso celebrar cada año el Día Internacional de la Mujer. 

La solicitud se hizo realidad el 19 de  marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, con mítines a los que asistieron más de un millón de personas, entre mujeres y hombres. Los manifestantes exigían el derecho de las mujeres a votar y a ocupar cargos públicos. También a la educación universitaria sin restricciones y el cese de la discriminación laboral.

Una semana más tarde, el 25 de marzo, cerca de 140 jóvenes trabajadoras, la mayoría inmigrantes italianos y judíos,  perdieron la vida en el terrible incendio que destruyó la fábrica Triangle Shirtwaist Company, en la ciudad de Nueva York. La tragedia generó una ola de protestas y repercutió en la legislación laboral de los Estados Unidos y otros países, así como en las  celebraciones posteriores del Día Internacional de la Mujer.

En los movimientos en favor de la paz que surgieron en vísperas de la Primera Guerra Mundial, las rusas celebraron su primer Día Internacional de la Mujer el domingo 23 de febrero de 1913, 8 de marzo en el calendario Gregoriano.

Se reconoce esa fecha universalmente como del Día Internacional de la Mujer. En el resto de Europa, las mujeres celebraron mítines para protestar por la guerra y  solidarizarse con las demás mujeres.

Cuba proclamó por primera vez esta efeméride el 8 de marzo de 1931.

Sin embargo, no fue hasta 1977 que la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas estableció el Día Internacional por la Paz y los Derechos de la Mujer.

A pesar de lo que se ha logrado hasta el presente, existen aún tabúes en el ámbito social con respecto a la igualdad de las mujeres.

Hoy día la discriminación de las féminas sigue siendo una práctica en numerosos países del mundo.

La frase acuñada en el tiempo de que la mujer es el sexo débil  ha servido de sustento a tales desigualdades.

Según la ONU las féminas todavía no consiguen un salario igual al del sus compañeros hombres, sufren una violencia sistemática en todos los lugares del mundo y resultan las más afectadas por los conflictos armados (asesinatos, violaciones, etc.). Las mujeres tienen menos acceso a la tierra, el crédito y el empleo decente. 

Al encontrarnos frente al maltrato físico contra una mujer se requiere reaccionar con valentía y

En los tiempos que corren no puede haber brecha en la unidad de gobiernos, organizaciones y grupos en la lucha por el reconocimiento de los  derechos de la mujer. Es la mejor manera de honrar a las que en una época dedicaron toda su vida a  reivindicarlos.

Sirva este 8 de marzo para hacer cumplir aquellos sueños. Tomemos de la mano a la mujer que tengamos cerca y hagámosle saber cuan especial es: por ser madre, amiga, compañera, amante. Por el simple hecho de ser mujer.

 

 

 

Comparte en las redes sociales

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.